Un vecino terminó a los golpes con un camionero y su hijo que obstaculizaban la salida de vehículos de su vivienda. El hecho ocurrió en el mismo lugar donde ayer le pintaron un cartel de prohibido estacionar a un Fiat que tapó la salida vehicular.

Hoy, cerca de las 13, los mismos vecinos se encontraron con un camión fletero. El dueño de casa debió salir por sobre la vereda y cuando regresaba, varios minutos después se encontró con el camionero. Al plantearle la situación habría recibido un golpe de puño en el rostro y se produjo el intercambio de golpes.

Policía intervino y calmó las aguas. Finalmente el camionero recibió la infracción.

Como se informó ayer, los reclamos de los vecinos que viven en la zona céntrica por las obstrucciones de las salidas de los garajes son cotidianos y en muchos casos provocan enfrentamientos verbales y hasta hechos de violencia.

(FOTO DE ARCHIVO)